Una linada entrevista que nos hicieron

Hace unos días Cristina Mora, de Revista Perfil nos hizo una entrevista, pueden leerla directamente de la página acá.

Les ha pasado que el texto de un diseño les alegra el corazón? Con la marca nacional de diseño Licopeno, sucede a menudo.
Frases como "Cocinar me vuelve mejor persona" o "Viajar: coleccionar historias, experiencias, lugares, comidas y gente linda" con coloridas ilustraciones hechas por manos ticas sacan sonrisas y evocan recuerdos.
Catalina Naranjo es ilustradora empírica. Ha amado el diseño desde pequeña y ya más grande comenzó a trabajar en diseño de arte y vestuario para producciones audiovisuales.
No se avergüenza de decir que sus primeras creaciones de diseño las hizo casi a tientas en power point y esta curiosidad la llevó a cursar un técnico en diseño gráfico.

Ya con las bases del diseño, comenzó a crear objetos.
Licopeno inició con almohadas, bolsos y textiles ilustrados. Inició despacito desde el 2009 pero fue creciendo y los pedidos aumentaron. En los últimos tres años incluyó sus gráficas en papel: postales, afiches, calcomanías, libreta, calendarios y ahora también agendas (¡feministas, que nos encantan!).
"En Licopeno hacemos cosas lindas que podés usar, guindar, pegar, leer, rayar, compartir, regalar y disfrutar", asegura Catalina.
Con su marca, busca transmitir un mensaje positivo, proactivo y de consciencia hacia la vida, por el uso consciente de los recursos, por la equidad de género, para erradicar la intolerancia y la discriminación en todo sentido. Así, en cada producto.
Para Naranjo, Licopeno y los mensajes de sus productos son una forma de demostrar que todos valemos lo mismo, somos capaces de hacer cualquier cosa y libres de ser lo que deseemos.
"Licopeno es hacer cosas bonitas y todo, pero siempre me ha picado el mensaje. Educación alternativa. Procuro que no sea un mensaje fuerte, pero sí uno claro. Las frases son mías: las he usado o solo se me vienen a la mente por el cotidiano".
"Tomátelo con cálma" y "Te quiero como al olor del café" son las frases que tienen más éxito en sus diseños.

Algo particular es que cada una de sus ilustraciones consta de tres trazos. Es decir. Catalina crea todos los dibujos en tres trazos contínuos.
Ella incorpora perezosos, tortugas, ranas, gallos y otros animales cotidianos de nuestro país como forma de resaltar nuestra naturaleza, pero sin caer en el diseño tipo souvenir. Su estilo es colorido y caricaturesco porque refleja su propia personalidad.
La calidez del amarillo siempre le transmite buenas vibras y por esta razón este tono predomina en los productos de Licopeno y ha hecho que clientes los reconozcan.
¿Por qué Licopeno?
El licopeno es el pigmento que le da el color rojo al tomate y Catalina cuenta que una vez ella sufrió una intoxicación con licopeno, pero el tomate le encanta. Por eso decidió que sería un buen nombre para la marca.

Asegura que por muchos años Licopeno fue su hobby, sin embargo, con la ayuda del Museo de Arte y Diseño Contemporáneo y del Ministerio de Cultura y Juventud, comenzó a capacitarse en el negocio y se dio cuenta de que su marca ya estaba posicionada para convertirse en una empresa nacional más sólida.

Los productos de Licopeno están presentes en stands de muchas ferias de diseño nacional, además, los puede conseguir a través de las redes sociales de Licopeno: Facebook e Instagram.