Día Internacional de la Bicicleta

Ayer, 19 de abril se celebró el día Internacional de la Bicicleta y queremos rescatar un texto de nuestro libro Mujeres Asombrosas en la Historia:

La bicicleta como medio de emancipación de las mujeres.

La bicicleta vino a imponer un cambio más allá de su inocente y básica función de trasladarnos de un lugar a otro, desde su creación llegó para romper esquemas sociales.

Antes de 1880 las mujeres estaban destinadas a compartir su tiempo en familia, para decirlo de la forma correcta, estaban resignadas a permanecer en la casa. Si salían era, en la mayoría de las veces, acompañadas por sus padres o esposos o solas a donde pudieran llegar a pie. Ya con una bicicleta las mujeres podían desplazarse distancias más largas sin depender de nadie, brindándoles esta libertad. Otro factor a favor que indirectamente benefició a las mujeres de la época fue el cambio necesario de vestimenta a la hora de andar en bicicleta, pues subirse a pedalear en corsé no resultaba cómodo y así se introduce el pantalón en el guardarropa femenino.

De esta forma la bicicleta significó en las mujeres el vehículo de su emancipación, aumentando sus derechos y cambiando los paradigmas sociales en su estilo de vida para siempre, convirtiéndose en un símbolo de libertad para los diferentes movimientos que buscaban la igualdad entre mujeres y hombres.

A pesar del magnífico cambio que significaba la presencia de la bicicleta, tan desacostumbrada estaba la sociedad a estos brotes de libertad femeninos que rápidamente comenzaron a salir a la luz comentarios disparatados basados en estudios y artículos pseudocientíficos como las diversas enfermedades a las que se exponían las mujeres como consecuencia de andar en bicicleta. Por ejemplo se decía que la exposición al frío y la humedad podrían deteriorar considerablemente su salud reproductiva, incluso se diseñaron asientos especiales para evitar la excitación sexual por fricción de los genitales.

Como respuesta a estos comentarios tan carentes de argumento y sentido común hubo medios que hicieron publicaciones poniendo en evidencia la doble moral de la sociedad: “Cuando una mujer quiere aprender algo nuevo o hacer algo útil o incluso divertirse siempre hay alguno que solemnemente le advierte que es su deber seguir bien de salud. Mientras tanto, en muchos estados, esa misma mujer puede trabajar en fábricas diez horas al día, puede estar detrás de un mostrador en tiendas mal ventiladas desde las ocho de la mañana hasta la seis de la tarde, doblar el espinazo en la máquina de coser por cinco centavos la hora y a nadie le importa lo suficiente como para protestar. Pero cuando estas mismas mujeres, condenadas a vidas sedentarias de interior, encuentran una manera barata y encantadora de obtener el aire fresco y el ejercicio que tanto necesitan hay un gran clamor sobre su bienestar físico” Chicago Daily News (1984) “Woman and Her Bicycle”. Chicago Daily News, 17 de octubre de 1894: 8.

La bicicleta, se inventó para el disfrute del hombre y se convirtió en una herramienta capaz de darle poder a la mujer de manera personal y política. Antecedió al voto femenino y fue un vehículo para obtenerlo. “La Nueva Mujer” fue el término usado en la década de 1890 para describir a la mujer moderna que rompió con las convenciones sociales trabajando fuera de casa, rehuyendo al rol tradicional de esposa y madre o siendo políticamente activa en el movimiento por sus derechos y otros temas sociales como el sufragio. La mujer empezó a verse igual que el hombre y la bicicleta le ayudó a reafirmarse como tal. Erskine, F. J. (2014) Damas en bicicleta. Cómo vestir y normas de comportamiento. Madrid: Impedimenta.

Susan B. Anthony, feminista clasista y sufragista, dijo en una entrevista con la periodista Nellie Bly en 1896: “La bicicleta ha hecho más para emancipar a las mujeres que nada en el mundo. Me levanto y me regocijo cada vez que veo a una mujer paseando sobre ruedas. Da a la mujer una sensación de libertad e independencia. Le hace sentir como si fuese independiente. El momento en que se monta sabe que no se la puede herir a menos que se baje de la bicicleta”. Bly, N. (1890). “Champion Of Her Sex: Miss Suan B. Anthony” The New York World, 2 de febrero de 1896. Nueva York: Pictorial Weeklies.

La bici ha sido un instrumento innovador que apuesta a la sostenibilidad, dio a las mujeres autonomía para trasladarse, en muchas sociedades fomentó las relaciones sociales y la comunión, es un fenómeno imparable que lleva a la transformación individual mediante un proceso colectivo.

Elizabeth Cady Stanton, activista abolicionista, sufragista y feminista escribió que la bicicleta era “una herramienta que motivaba a las mujeres a ganar fuerza y asumir un aumento de roles en la sociedad”, que “la mujer está pedaleando hacia el sufragio” y “la bicicleta incentivará en las mujeres valentía, respeto por sí mismas e independencia”. National Women’s History Museum (2014).

Más de un siglo después, vemos que la brecha entre hombres y mujeres continúa existiendo, es por eso que instamos a todas las mujeres que lean esto a encontrar y usar su “bicicleta”, la lucha continua, nos falta mucho por obtener, pero juntas lo podremos lograr.